23 de Julio de 2018 | Por
Un gran paso adelante en materia de seguridad vial
Desde comienzos de 2017 y hasta estos días, nuestra Asociación del Comercio Automotor del Uruguay ha venido trabajando junto a UNASEV y otras instituciones públicas y privadas relacionadas con el sector automotor, en lo que será la tercera ley de seguridad vial y sobre todo en el texto del futuro decreto reglamentario de la misma.


Con esto se busca avanzar aún más en la prevención de los accidentes de tránsito y en la minimización de sus efectos, especialmente para la vida y la salud de las personas involucradas en estos hechos nunca deseados.

La nueva regulación busca abarcar lo más posible y no se limitará solamente a regular los elementos de seguridad activa y pasiva a exigir en los nuevos vehículos automotores, sino que abordará aspectos y conductas de la actualidad de la circulación y de los usuarios vulnerables, sean estos usuarios, peatones o ciclistas, estableciendo prevenciones, infracciones y sanciones para los casos de incumplimiento.

Sin perjuicio de lo anterior, indudablemente lo más trascendente refiere a los nuevos elementos de seguridad que se demandarán en el futuro inmediato, mediato y a largo plazo ? para adecuase con los avances tecnológicos ya previstos en la materia ? los que vendrán a complementar a aquellos que ya exigiera la ley 19.061 de enero de 2013.

 Como se recordará: cinturones de seguridad y apoya cabezas en diferentes plazas, airbags en las butacas delanteras, sistema de frenos ABS y anclajes para sistemas de retención infantil, según la categoría de los vehículos.

Los nuevos dispositivos con que las unidades deberán contar serán: control electrónico de estabilidad, dispositivo de alerta acústica y visual de colocación del cinturón de seguridad, encendido automático de luces, neumáticos y espejos retrovisores incorporados a los productos debidamente certificados, limitador de velocidad, protección de los ocupantes en caso de impacto frontal y lateral y protección en los vehículos para peatones. Esto sin perjuicio de algún otro componentes que se pudiera agregar a la reglamentación referida hasta su promulgación.

Como se mencionó al principio, ACAU ha acompañado activamente todo este trabajo desde su génesis, aportando el conocimiento técnico de sus Asociados y operando de nexo con las casas matrices fabricantes de los vehículos ? fundamentalmente con aquellas de la región MERCOSUR de donde se importa más del 60% de los automóviles de pasajeros y vehículos comerciales que se ofertan en nuestra plaza ? convencida de las bondades y beneficios para la sociedad que esto traerá aparejado.

 

Por ello, en momentos en que se está llegando al final de la redacción del texto definitivo, lográndose a nuestro entender una regulación armónica, con plazos de implementación viables y consensuada entre todos los actores del sector, ACAU - con el mismo espíritu constructivo de siempre - invita a la reflexión y a pensar también en la forma de utilización del parque circulante. 

Porque independientemente de la asunción de nuevas tecnologías que sin lugar a dudas mucho ayudarán, serán las condiciones de uso y los límites que los usuarios mismos establezcan en el manejo de sus unidades, los que salvaguardarán en última instancia la seguridad de los demás ciudadanos que comparten el tránsito diariamente.

En ello seguiremos trabajando junto con todas las instituciones públicas y privadas que mucho tienen para aportar, a fin de seguir proponiendo y estableciendo nuevas reglas complementarias que permitan garantizar de forma más efectiva la seguridad vial en nuestro país.